¿Puede una sal ser beneficiosa para nuestro organismo e incluso adelgazarnos?

Para la sal rosa de “L´Himalayen” la respuesta es un ¡SI! Rotundo. Esta sal fósil recogida de los sedimentos que dejó enorme océano existente hace más de 200 millones de años, y que le confieren sus extraordinarias propiedades organolépticas, es especialmente rica en minerales y oligoelementos, hacen de ella un sal enormemente valorada por el confort gástrico que nos aporta, el extraordinario potenciamiento de la diuresis y una clara estimulación del adelgazamiento. ¿Pero puede una sal hacer todo eso realmente? Si, para ello y en función de lo aquellas propiedades que queramos potenciar seguiremos los siguientes consejos. Para facilitar la digestión y mejorará el ...